Historias que no volveremos a contar: Nippur de Monserrat A principios de año, la historia de Marie Vázquez, la arquitecta que relataba en Twitter su lucha contra el cáncer, saltó a los medios. Maríe murió dejando un hijo de 3 años llamado Nippur, en homenaje a la famosa historieta de Robin Wood. Pero la elección del nombre, más de Sebastián (su marido) que de ella, es una historia que también merece ser contada. Sebastián luchó contra la burocracia y el viejo Código Civil para poder inscribir a su hijo con el nombre eligió. Ésta es la historia de cómo un nombre y la búsqueda de un padre terminaron constituyendo el cuaderno póstumo que Marie le escribió a su hijo, un cuaderno que se convirtió en uno de los lanzamientos editoriales más emotivos de los últimos años. Una historia que, con el nuevo Código, que facilita la inscripción de niños con nombres originales, no podría ser contada.